MARIHUANA: BASTA DE ESTIGMATIZACIÓN

Estamos seguros que han escuchado muchas veces que la marihuana es la mata que mata, que está absolutamente prohibido consumirla, que quienes lo hacen pierden su vida; así como han visto que se refieren a un consumidor de forma despectiva como el “marihuanero” y como varias personas han satanizado espacios de consumo.

La verdad es que nuestra sociedad no está preparada para dejar la cantidad de mitos alrededor del cannabis, pero aquí en 4Growers estamos para combatir la desinformación y romper paradigmas.

Empecemos por el principio. ¿Qué es la marihuana? ¿Qué hace? ¿Es tan mala como dicen? 

¿Qué es?

La marihuana y/o cannabis, es una planta que ha sido utilizada desde hace muchísimo tiempo por sus propiedades. Se ha usado desde la antigüedad para fines recreativos, medicinales e industriales. ¡Sí, el cannabis sirve para más que drogarse!

Esta planta ancestral contiene al menos unos 400 compuestos químicos diferentes, entre esos los cannabinoides ‘tetrahidrocannabinol’ (THC) que es el que tiene más potencia psicoactiva, el cannabidiol (CBD) el que causa efecto ansiolítico sedante, y el cannabinol (CBN) que tiene efectos analgésicos y también sedantes.

El cannabis en uso recreativo

Estas sustancias las pueden encontrar en la “mota”, el hachís, el polen y en aceites; y todo esto lo puedes consumir a través de diversas formas: fumada en porro, mezclada con tabaco, en pipas, en bongs, en vaporizadores y hasta en pastelería. Fijo se han comido un Happy Brownie en su vida.

Puede producir sensación de euforia placentera, o por el contrario, de sedación. Otros efectos comunes, que pueden variar ampliamente de persona a persona, incluyen una mayor percepción sensorial (por ejemplo, colores más brillantes), risa, alteración de la percepción del tiempo y aumento del apetito.

En casos más extremos y por exceso de consumo, puede generar efectos negativos como miedo, paranoia, llanto, delirio, pérdida del sentido de identidad personal o incluso depresión.

Los efectos del cannabis aparecen en el momento en que se consume la sustancia y duran entre 1 y 3 horas. Si el cannabis se mezcla con comida o bebida, los efectos tardan un poco más en aparecer, entre los 30 minutos y 1 hora, y duran un poco más de 4 horas.

El cannabis en uso medicinal 

La marihuana medicinal también puede fumarse, vaporizarse, comer o tomar en extractos, y se puede utilizar para:

  • Aliviar el dolor. Esto incluye distintos tipos de dolor crónico, incluso dolor por lesiones nerviosas.
  • Controlar las náuseas y los vómitos. El uso más común es para las náuseas y los vómitos provocados por la quimioterapia para el cáncer.
  • Hacer que una persona sienta ganas de comer. Esto ayuda a personas que no comen suficiente y pierden peso debido a otras enfermedades, como el VIH/SIDA y el cáncer.

Algunos estudios pequeños muestran que la marihuana podría aliviar síntomas en personas que presentan:

  • Esclerosis múltiple
  • Enfermedad de Crohn
  • Enfermedad inflamatoria intestinal
  • Epilepsia

En Colombia, el 15% de la población a partir de los trece años ya ha consumido o ha probado una vez en su vida la marihuana (Uniandes, 2021); sin embargo, las personas que se inician en el consumo correrían menos riesgos si lo hicieran como mínimo a partir de los 18 años, por cuestiones que tienen que ver con el desarrollo del sistema nervioso y la madurez personal.

Para entender cómo funcionan las sustancias en nuestro cuerpo, debemos conocer a detalle el sistema endocannabinoide y el papel que juega en los procesos fisiológicos y patológicos de los sistemas corporales.

¿Qué sabemos realmente sobre el Cannabis?
En Colombia se vuelve a hundir la legalización del cannabis recreativo

Related Posts

Shopping cart (0)